Make your own free website on Tripod.com

 

HAY QUE DISTINGUIR ENTRE LOS DIFERENTES TERMINOS QUE
LOS CREACIONISTAS CONFUNDEN DELIBERADAMENTE

ACLAREMOS  CONCEPTOS

 

 

Creemos conveniente distinguir entre varios conceptos, algunos de los cuales se suelen confundir usualmente:

 

a) EVOLUCIÓN:

 La evolución como tal no es una teoría sino un hecho que no puede ser negado seriamente. Sucede cómo con la gravedad, que como tal es un hecho incuestionable independientemente de que las teorías que la explican (newtoniana, relatividad general) sean más o menos correctas (Aunque mañana se demostrase que Newton o Eistein estuvieran completamente equivocados, caso harto improbable, nadie concluiría por ello que no existe la gravedad) 

De todas formas hay quien distingue a su vez entre “microevolución” que es la que se produce en los géneros (no sólo en las especies) y “macroevolución”  (o cambio entre géneros). De la primera hay constatación empírica directa, ya que se consigue habitualmente en los laboratorios y la segunda  es una consecuencia directa tanto de la primera como de los conocimientos suficientes que se tienen actualmente en múltiples campos.  (De todas formas yo a veces pienso que tal distinción responde más a una retirada estratégica de los creacionistas, que ante las evidencias abrumadoras en algunos campos aceptan la primera para poder seguir negando la segunda).

 

 

b) EVOLUCIONISMO:

o teoría (más bien habría que decir teorías) evolucionista.  Es la teoría mayoritaria que trata de explicar el hecho de la evolución. Se suele denominar también neodarwinismo (ya que al darwinismo original le faltaban los conocimientos sobre genética humana que hoy tenemos). Sobre dicha teoría nos gustaría comentar algunas cosas:

 

 1 -. Es una teoría que usualmente es muy mal conocida por el público en general, que suele confundir términos y pensar, por ejemplo, que dice que todo se debe al azar, cuando realmente dice todo lo contrario. Recomiendo para quien le interese el libro de divulgación “El relojero ciego” de Richard Dawkins que, aunque de forma combativa a favor de sus tesis, explica de manera muy clara y amena qué dice y qué no dice el evolucionismo.

 

2 -. Es una teoría científica, y por lo tanto contrastable y sujeta a la crítica de los hechos. En otras palabras es una teoría falseable, que muy bien pudiera darse el caso (aunque lo considero altamente improbable) que a la larga resultara ser totalmente falsa, aunque lo más normal es que suceda lo mismo que con las teorías gravitatorias, que se demuestre cierta pero incompleta.

 

3 -. Es una teoría muy sólida actualmente y que explica convenientemente los hechos conocidos sin que hasta la presente se halla podido aducir pruebas de peso en su contra (La mayoría de criticas que recibe son de índole negativa: no acaba de aclarar este o este otro punto).

 

 4 -. El punto más débil de la teoría evolucionista es el que se refiere a la biología molecular celular, que no explica (todavía) suficientemente. Aún así nuestro conocimiento de la biomecánica celular es relativamente reciente, y habrá que esperar un tiempo para ver como se posiciona más definitivamente el evolucionismo sobre el tema.

 

 

c) ALTERNATIVAS AL EVOLUCIONISMO:

  Hay que decir que si bien el evolucionismo es una teoría aceptada muy mayoritariamente por la comunidad científica, no lo es de forma unánime, y existen teorías científicas (aunque minoritarias) alternativas al mismo, como son el neo-lamarckismo, el mutacionismo, el saltacionismo, o el neutralismo.

 

Incluso hay quien  defiende la teoría de la variable oculta, es decir, niega la validez del evolucionismo sin aceptar ninguna de las alternativas propuestas, pensando que en el futuro saldrá una teoría explicativamente válida y que aún desconocemos. Para quien quiera documentarse sobre las críticas científicas al evolucionismo recomiendo la “Guía del excéptico sobre evolucionismo” de Shapiro.

 

Lo que en modo alguno podemos considerar como alternativa válida al evolucionismo es el creacionismo, ya que no sólo niega la teoría evolucionista, sino el hecho innegable de la evolución.

 

 

d) CREACIONISMO:

Ante todo hay que señalar que el creacionismo no es en modo alguno una teoría científica ya que no sigue ningún método científico aceptable (cuando oímos lo de “creacionismo científico” nos da un ataque de risa) y que no es una alternativa válida al evolucionismo, como ya hemos dicho.

 

Su error lógico de base  es presuponer que la realidad o es evolucionista o creacionista sin posibilidad de otras explicaciones (lo que es una falsedad científica y lógica), de forma que sobre todo se dedican a buscar  las contradicciones del evolucionismo, pensando equivocadamente que cada vez que dan con una ello implica que se niega no sólo el evolucionismo sino la propia evolución. (Su método favorito es, caricaturizándole un poco, el siguiente: eso no está demostrado al 100 % -cierto-, esta prueba en concreto, olvidándome de las demás, contradice eso -posible-, luego la conclusión obvia es que eso es falso y nosotros tenemos razón al 100% -absolutamente incorrecto-)

 

Por supuesto que cada uno puede creer lo que quiera, pero por favor,  quien quiera creer en posturas creacionistas que lo haga desde una perspectiva únicamente de fe, y no trate de demostrar lo indemostrable, ya que cada vez que leo un libro pro-creacionismo pienso sinceramente que están insultando a la inteligencia humana, dicho sea con todo el respeto posible a quienes creen de buena fe en tales libros.

 

De todas maneras hay que advertir que dentro del mundo creacionista hay diferentes niveles, desde los más extremos que hacen una interpretación literal del génesis y que creen contra toda evidencia que hubo diluvio universal, o que la especie humana sólo tiene una antigüedad de 6.000 años, hasta los más moderados, que admiten las evidencias científicas en la mayoría de los casos pero siguen defendiendo el llamado “argumento del diseño”. Sólo estos últimos pueden tener un pase.

 

 

 

                          

      La EVOLUCION, un hecho incuestionable         

 

Hay que insistir en que la evolución es un hecho y no una hipótesis ni una teoría (el evolucionismo como ya se ha dicho es la teoría). No sólo tenemos a las polillas de Darwin para demostrarlo, sino que todos los animales domésticos y de granja actuales han evolucionado en un período histórico comprobable (si bien por selección artificial y no natural normalmente), los virus evolucionan año tras año, y en laboratorios se hace evolucionar habitualmente a insectos como la drosophila, y podríamos seguir mucho más, pero negar lo que antecede sencillamente es imposible.

 

Alguien podría decir: eso son evoluciones dentro de las especies (micro evolución) pero de ahí a aceptar que una especie pueda evolucionar a otra (macro evolución) hay un gran paso. Cierto, pero a esa persona hay que decirle:

 a) Si ya se acepta que existe la evolución, aunque sea dentro de las especies, es que la evolución como tal existe, y entonces la carga de la prueba se desplaza para poder afirmar que lo que es un hecho en el ámbito de las especies es imposible en ámbitos mayores.

 b) La postura de admitir una evolución y negar otra es como si un señor dijera “admito la gravedad dentro de la tierra, ya que las cosas caen al suelo, pero no admito dicha gravedad entre los cúmulos galácticos, porque es algo que no vemos”. Pues es que las leyes que observamos en la gravedad terrestre, o en la micro evolución, corresponden idénticamente a los datos que vemos en las estrellas o en el registro fósil, así de sencillo.

 

 

 

                                   

Volver al índice
sobre Creacionismo

                

Ir a la página
principal de este site