Make your own free website on Tripod.com

 

LOS CREACIONISTAS ATACAN AL EVOLUCIONISMO
SIN SABER LO QUE ESTE DICE REALMENTE

¿Crompenden el evolucionismo?

 

 

La teoría de la evolución es frecuentemente muy mal entendida por el público en general, y más específicamente por los creacionistas, incluso por aquellos que osan escribir libros sin tener ni conocimientos científicos suficientes ni comprensión de lo que critican, cuando deberían ser los primeros en conocerla un poco para poder criticarla con algo de fundamento.

 

Veamos una argumentación creacionista típica que se repite por doquier en sus publicaciones:

 

                       

<<Puede alguien dejar un trozo de hierro y un trozo de goma en el desierto y esperar miles de millones de millones de años a ver si se convierte en una simple bicicleta?. Pues eso es lo que dicen los evolucionistas, que los elementos (que alguien había creado), estaban ahí, y se juntaron y empezaron a hacer cosas increíbles.>>

                         

 

Pues bien, señores creacionistas, la teoría de la evolución dice exactamente lo contrario, y respetuosamente hay que echarles en cara cómo no tienen ni repajolera idea de lo que critican (no lo digo como un insulto, que conste, sino como una constatación, igual que digo que yo no tengo ni repajolera idea de los reyes de Siam en la edad media). Así pues todos sus argumentos son totalmente inválidos por desconocimiento, ya que se dirigen contra otra cosa.

 

Quizás con un ejemplo nos expliquemos mejor, como supongo a los creacionsitas versados en la Biblia (al menos en su aspecto textual) imaginaros que alguien, discutiendo sobre la historicidad de Jesús dijera: "Pues no creo que los evangelios digan la verdad, ya que dicen que los chinos colgaron a Jesús cuando todo el mundo sabe que los chinos no colgaban a nadie".

 

Supongo que tras una fuerte risotada recomendaríais a esa persona que se releyera los evangelios y algún libro de historia y geografía antigua antes de empezar a hablar. Pues apliqunese los creacionistas el cuento, ya que sus ideas sobre la evolución son parecidas a las del que dice que a Jesús le colgaron los chinos: que lean un poco, pero de distintas fuentes, se informen y despues podran hablar.

 

 

 

 ¿Cómo se hizo la catedral de Burgos?  Un ejemplo alegórico sobre como funcionan los diferentes métodos y sobre como funciona la mentalidad creacionista.      

 

Posibles posturas ante la existencia de la Catedral de Burgos:

 

1-. Postura de puro azar que los creacionistas atribuyen de forma totalmente errónea a los evolucionistas: Un tornado desgajó de un monte un conjunto de piedras, las pulió por fricción dándoles unas determinadas formas geométricas y las depositó por puro azar en una determinada forma que es la que hoy constituye la Catedral de Burgos.

 

Esta posibilidad es absurda, el evolucionismo la niega de plano (de hecho sería una postura anti-evolucionista, ya que presupone una “creación” inmediata, aunque por azar y no por intervención divina) y quien crea que algo así es lo que dice el evolucionismo es que no tiene ni repajolera idea de dicha teoría ni para criticarla.

 

2-. Postura creacionista: Dios Nuestro Señor creó en un instante la catedral de Burgos con todos sus elementos y tal y como la conocemos ahora (recordemos que el creacionismo no sólo defiende una intervención divina en la creación de la vida, sino que dicha creación fue de cada animal y planta actual “según su género” y ello según el libro del Génesis). Esta postura la analizaremos posteriormente.

 

3-.  Postura evolucionista: La existencia de la Catedral de Burgos implica efectivamente un diseño, el cual se plasma en unos planos cuyos componentes físicos son muy sencillos (lápiz y papel para la catedral, cuatro nucleótidos y una doble hélice para el ADN). 

Si con ese plano se ha podido construir la catedral de Burgos es porque anteriormente con los mismos componentes de lápiz y papel se planearon otras edificaciones más sencillas que fueron probadas por la Naturaleza (las construcciones defectuosas se caían o duraban poco, las sólidas persistían). 

Así antes que las catedrales góticas tenemos las románicas (más sencillas desde el punto de vista arquitectónico), antes que éstas  tenemos las Iglesias pre-románicas (aún más sencillas)   y al principio de todo, la simple choza de ramas.

 

Por supuesto vamos a entrar a valorar si esta postura es la correcta o no, ya que esta conversación no entra a valorar el evolucionismo, y si la he expuesto es para aclarar, por analogía, lo que dicen las diversas posturas.

 

 

 
 ¿Cómo se hizo la catedral de Burgos?      ¿Por qué la explicación creacionista es inválida?      

 

Crítica a la postura creacionista, independientemente de la validez o no de las otras posturas:

 

1) Exige una hipótesis “ad hoc” no necesaria al presuponer una variable “extra” (la existencia de un Dios) que no aparece en otras teorías más sencillas (independientemente que estas teorías sean probadas o no). Pues bien, por el principio de “la navaja de Ockham” debemos desechar dicha teoría creacionista.

 

2) Es contraria a la existencia de otras Iglesias (las románicas por ejemplo) que son a la vez menos perfeccionadas arquitectónicamente aunque tengan elementos comunes y anteriores en el tiempo, lo cual indica una evolución en los conocimientos arquitectónicos. ¿O es qué Dios tuvo que ir probando en otros sitios antes de hacer la Catedral de Burgos para ir cogiendo práctica?

 

3) No explica por qué la catedral de Burgos tiene elementos arquitectónicos románicos (o vestigios románicos) cuando es una catedral totalmente gótica (aplíquese el argumento al apéndice humano o al pulgar del Panda)

 

4) Es contradictoria con la idea de un Dios omnipotente, pues aunque la catedral de Burgos es un prodigio del arte medieval tiene elementos de imperfección, que en nuestros días se podían haber corregido al tener unos conocimientos y una técnica arquitectónica superiores a la de los hombres del Medievo.

 

5) Y por supuesto es una teoría que no aporta ningún elemento de prueba positivo para su verificación

 

---- Así pues, y en conclusión debemos desechar la postura creacionista independientemente de la validez o no de otras posturas no sólo por no aportar ninguna prueba positiva a su favor sino por incurrir en graves defectos intrínsecos que la invalidan.

 

 

 

                                   

Volver al índice
sobre Creacionismo

                

Ir a la página
principal de este site