Make your own free website on Tripod.com

 

EL CREACIONISMO FALLA EN SU BASE DE PLANTEAMIENTO
DESCUBRAMOS SUS TRAMPAS Y SEPAMOS REBATIRLAS

La estrategia CREACIONISTA

 

 

 A riesgo de simplificar un tanto el tema, y por supuesto sin ánimo totalizador, nos gustaría comentar algunas de las pretensiones que se deducen en las citas y los argumentos de los libros creacionistas, todos ellos por supuesto dentro de un propósito principal de defender la validez de las posturas creacionistas:

 

I

Demostrar que la teoría evolucionista ni es aceptada plenamente por la Comunidad científica, ni se puede hablar de ella como algo indubitable, sino que por el contrario contiene o puede contener errores: Como evolucionistas convencidos no sólo estamos plenamente de acuerdo con tal enfoque, sino que incluso deseamos que la teoría evolucionista sea criticada para que de dicha crítica la teoría o bien sea desechada, o bien salga reforzada, o bien (que será lo más probable) sea modificada por otra teoría más completa.

 

II

Demostrar, en un paso más, que la teoría evolucionista no es nada fiable ni seria ni científica, y que poco menos hay que ser un crédulo para creerla: Obviamente no puedo estar de acuerdo con tal pretensión. La teoría evolucionista, incluso aunque pudiera estar equivocada, sigue plenamente el método científico, es precisa y rigurosa,  resiste las pruebas a las que se la somete, y no existe ninguna prueba decisiva que la contradiga. (Volvemos a recordar que la mayor parte de los argumentos en su contra son del tipo: “No explica suficientemente esto”, pero no “Esta explicación o premisa es falsa”)

 

III

Decir (ni siquiera intentar demostrar) que todo lo expuesto en el punto 1 se aplica sin discusión al hecho evolucionista y no sólo a la explicación evolucionista del mismo: Ello viene de la confusión referida en el articulo anterior a éste, y como mínimo habría que dar alguna inferencia lógica de por que se realiza sin más semejante salto argumentativo.

 

IV

Mostrar el profundo desacuerdo de los científicos evolucionistas en sus explicaciones, de forma que se demuestra que no todos ellos pueden tener razón y que, indirectamente, a lo mejor ninguno la tiene, con lo que no deberíamos dar por sentado que las opiniones científicas son definitivas: El argumento es correcto pero por supuesto incompleto, pues silencia que todas esas ciertas discrepancias no alcanzan al hecho evolutivo en sí, sino sólo a su explicación, y silencian además que la práctica unanimidad de la comunidad científica n o tiene la más mínima divergencia en desacreditar al creacionismo.

 

V

Que el creacionismo es una alternativa razonable al evolucionismo, ya que este no demuestra fehacientemente sus afirmaciones, tiene algunos fallos que no tiene el creacionismo: Aparte de persistir en la confusión entre hecho evolutivo y teoría evolucionista, habría que matizar lo siguiente: 

A) Si lo que se quiere decir es que en cuanto la ciencia casi nunca afirma algo al 100 %, y el evolucionismo obviamente no lo hace, queda siempre un resquicio racional, por pequeño que sea, para creer en un postulado distinto al de la ciencia oficial, no tengo  ningún problema en aceptar la premisa.

 B) Si lo que se pretende es decir que el creacionismo es igual de probable, o incluso más, que el evolucionismo hay que disentir fuertemente, ya que si el creacionismo no tiene ni los fallos ni las divergencias del evolucionismo es sencillamente porque no afirma argumentativamente nada, sino que se limita a la crítica de los argumentos contrarios

 

 

 

Una Alternativa RACIONAL

 

 

I

Mientras que la evolución en sí es un hecho, la teoría evolucionista o neodarwiniana es eso, una teoría científica, que puede y DEBE ser criticada, pero con argumentos científicos como hacen alguos cientificos disconformes con el evolucionismo, ya que dicho evolucionismo es defendido por la ciencia de forma mayoritaria pero no unánime. 

 

De todos modos, una cosa es reconocer que la opinión mayoritaria en el tema pueda estar equivocada y otra muy distinta es que necesariamente la opinión minoritaria tenga que ser la correcta como parece deducirse de las intervenciones creacionistas. Ello habría que demostrarlo con algo más que citas, ya que por una cita crítica se pueden encontrar cien de apoyo.

 

II

Es muy importante hacer ver que  las criticas de los anti-evolucionistas, incluidos algunos científicos  no suponen pruebas directas que contradigan el neodarwinismo, sino que simplemente señalan como éste no responde a algunas cuestiones. Es decir que en todo caso la teoría criticada sería incompleta, pero no inválida. Pensar lo contrario sería como negar validez a la mecánica cuántica porque no resuelve satisfactoriamente el problema de la fuerza gravitatoria (pero sí de las otras tres) .

 

III

En todo caso, la invalidez (posible pero improbable) del evolucionismo, que insistimos es una teoría científica, no supone “per se” la validez del creacionismo (que no es de ningún modo una teoría científica por muchas vueltas que le deis). Es la trampa y el error lógico que comentabamos antes: como lo otro no está 100 por 100 probado, y hasta a veces tiene fallos, lo mío es cierto sin asomo de duda.

 

Existen otras teorías científicas minoritarias distintas al evolucionismo. Para probar el creacionismo no basta con desacreditar este (que es a lo único que parece se dedican los creacionistas) sino que:

 a) Se tendría que desacreditar de forma rigurosa todas y cada una de las teorías científicas existentes

 b) Y además se tendría que probar más allá de toda duda la imposibilidad de existencia de otra teoría aún no descubierta, lo cual es sencillamente imposible.

 

 

CONCLUSIÓN: 

No hay que estar tanto en contra de los creacionistas como tales, ya que cada uno puede creer en lo que quiera, sino en contra, y radicalmente además, del creacionismo científico defendido por algunos, es decir, contra la pretensión de querer demostrar que dicha creencia es la lógica y es la probable según los datos disponibles, ya que ni se emplea el método científico, ni se definen los enfoques ni los términos, ni se dan pruebas positivas. Algunas de las cosas que dicho creacionismo manifiesta pueden ser asumidas como se hecho en los puntos anteriores, pero mientras los “creacionistas científicos” no dejen de mezclar todo en el mismo saco, de forma que parezca que un acierto en un punto es una victoria total en todos, hay que considerar que no es razonable mantener una discusión fructífera que pueda llegar a buen término, todo sea dicho con respeto a las personas que defienden tales ideas.

 

 

 

                                   

Volver al índice
sobre Creacionismo

                

Ir a la página
principal de este site