Make your own free website on Tripod.com

 

                             

Infracciones usuales en
  materia de PUBLICIDAD  

                    

 

                                                      indice:          1-. Introducción

2-. Derecho comunitario

3-. Derecho español

4-. PROTECCION JURIDICA
          a) Penal
          b) Administrativa
          c) Civil

 

 

 

INTRODUCCION:  

 

Desde  mi  punto  de vista el primero  de los  reproches  que deben hacerse a la mayor parte  de los proveedores de  los esoterismos  varios  es  incumplir  sistemáticamente la  normativa  existente en materia  de  publicidad  de  sus  productos,   independientemente de la existencia o no de un ánimo defraudatorio  ( que integraría otros tipos delictivos o de infracción administrativa), ya que impide
al con
sumidor tener una conciencia cierta de que es lo que se le ofrece a cambio de su dinero.

Si a mi un adivino,  por ejemplo,  me dice que  su  técnica es un  mero juego para pasar  el  rato,  y contrato  sus  servicios,   nada  habría que objetar a su  actividad.   Incluso  sin  llegar  al  anterior extremo (que sería lo correcto) al menos advirtiera de la aleatoriedad de sus predicciones  y del no respaldo científico de sus técnicas podría el  consumidor reflexionar  sobre si  se arriesga a invertir
su
dinero. Pero nada de ello se hace.

Para empezar este estudio,  diremos  que los  consumidores  tienen una serie  de  derechos básicos, entre  ellos,   y  según  el  artículo 13 de la  LEY   26/1984   DE  DEFENSA DE CONSUMIDORES
Y  USUARIOS  
se encuentra el de tener una información suficiente sobre lo que va a adquirir. Dice dicho artículo:  
 

 

               
   
           

1. Los bienes,  productos y,  en su caso,  los servicios puestos a disposición de los consumidores y usuarios deberán incorporar, llevar    consigo  o    permitir   de   forma   cierta   y   objetiva   una información  veraz,  eficaz  y  suficiente sobre sus características esenciales, y al menos sobre las siguientes:

a) Origen, naturaleza, composición y finalidad.

f) Instrucciones o indicaciones para su correcto uso o consumo, advertencias y riesgos previsibles

 

      

 

.Ello  nos  lleva  directamente  a  la  regulación  de  la   publicidad  de  sus  productos   y   servicios
( dejaremos otros aspectos de la Ley de defensa de Consumidores para otros artículos ).

 

 

DERECHO COMUNITARIO:

 

Antes  de nada  conviene reseñar  que el derecho a  una publicidad justa y  objetiva viene impuesto por la  legislación  comunitaria,  mediante Directiva   97 / 55 / CE  del  Parlamento  Europeo y  del Consejo de 6 de octubre de 1997 por la que se modifica la Directiva 84 /450/CEE sobre publicidad engañosa, Diario Oficial n° L 290 de 23/10/1997 P. 0018 - 0023.

Se pueden consultar la directiva y su modificación en las siguientes webs:

http://www.uv.es/~jplaza/dpubleng1.html

y http://www.uv.es/~jplaza/dpubleng2.html

 

Por  otra  parte  puede ser interesante ver la  rigurosidad de la aplicación del mencionado derecho comunitario en una  Sentencia  sobre un producto cosmético que incluía el término "lifthing" en su publicidad  ( si se es tan minucioso en ese tema  imagínense lo que  sucedería con muchos términos esotéricos ).

Dicha sentencia se puede consultar en la siguiente web:

http://oami.eu.int/es/aspects/jugement/C-220-98.htm

 

 

DERECHO ESPAÑOL:

 

La normativa básica de nuestro ordenamiento jurídico en materia de publicidad se encuentra en la Ley  34/1988,   de 11 de noviembre,  General de Publicidad,   que  viene a  recoger  casi  íntegramente lo preceptuado en la normativa comunitaria antes expuesta.

Dentro de dicha Ley, son de destacar los siguientes artículos: 

 

               
   
            Artículo 4.

     Es  engañosa  la  publicidad  que  de  cualquier   manera,   incluida  su presentación, induce o puede inducir a error a sus destinatarios, pudiendo afectar  a   su  comportamiento  económico,   o  perjudicar  o  ser  capaz de perjudicar a un competidor.

    Es asimismo engañosa  la publicidad que  silencie datos fundamentales
de  los  bienes,  actividades  o servicios  cuando  dicha  omision induzca  a
error de los destinatarios.

 

 

Creo  que  es  claro  que  la  mayoría  de  la  publicidad que  se  hace  de  los productos  y servicios esotéricos contraviene  fragantemente  lo obligado en dicho artículo.   En particular creo que se ha de   resaltar que  la mayoría de  tales  publicidades   suelen  prometer  unos  resultados  que cuanto menos son dudosos  ( algunos  diríamos  que no son nada dudosos, son falsos sin más, pero seamos prudentes)

 

               
   
            Artículo 5.

Para determinar si una publicidad es engañosa, se tendrán en cuenta todos sus elementos y principalmente sus indicaciones concernientes a:

1-. Las características de los bienes, actividades o servicios, tales como:

a) Origen o procedencia geográfica o comercial, naturaleza, composición, destino, finalidad, idoneidad, disponibilidad y novedad.

d) Resultados que pueden esperarse de su utilización

e) Resultados y características esenciales de los ensayos o controles de los bienes o servicios.

f) Nocividad o peligrosidad.

5-. Naturaleza, cualificaciones y derechos del anunciante, especialmente en lo relativo a:

a) Identidad, patrimonio y cualificaciones profesionales.

b) Derechos de propiedad industrial o intelectual.

c) Premios o distinciones recibidas.

 

 

En   el  anterior artículo citado  se  dan  una  serie  de   especificaciones  que  suelen  inobservarse, casi  siempre  por  omisión ( ¿conocen  algún  esotérico que haga ensayos o controles de calidad, o que  diga  claramente que  puede esperarse  objetivamente  de sus servicios o productos? ), pero lo que  es más  grave,  muchas  otras veces por acción deliberada  ( en  las revistas sigo leyendo lo de "le  atenderán  expertos  seleccionados  por ...,  lo que es denigrante después del programa emitido por Antena-3 "Al descubierto")

 

 

                        

.

  PROTECCION JURÍDICA EN MATERIA DE PUBLICIDAD  

                    

 

La defensa que tenemos los consumidores frente a los arbitrios de la mayoría de los esotéricos es triple, y a saber:

 

A) Protección penal

 

El artículo 282 del vigente Código Penal establece que

               
   
           

   Serán  castigados con la pena de prisión  de seis meses a un año o multa de seis  a  dieciocho  meses los  fabricantes o comerciantes que,  en sus ofertas o publicidad  de  productos o servicios, hagan alegaciones falsas o manifiesten características  inciertas sobre los  mismos,  de modo que  puedan  causar un perjuicio grave y manifiesto a los consumidores,  sin perjuicio de la pena que corresponda aplicar por la comisión de otros delitos.

 

 

 

Ya   existe  variada jurisprudencia  ordinaria sobre  la existencia de publicidad  engañosa en varios casos que podríamos englobar en el tema que nos ocupa, citamos algunas sentencias:

1-.  La Audiencia Provincial de Valencia  declara en sentencia de  22 de octubre de 1997 que existe una  publicidad  engañosa de  los  productos  que  vende  la demandada  por  atribuirles  propiedades que  no  son  ciertas,  pues  el   efecto curativo de  la  magnetoterapia  no  está  comprobado.   La publicidad  que
se emitía  sobre los  productos  que  fueron  objeto  de  la demanda no reflejaban  la realidad,  ya que les atribuía un papel curativo de muchas enfermedades que no está demostrado.

2-.    El  Tribunal  Superior  de Justicia de Baleares, en  sentencia de 9 de junio del año 2000  señala que
el  incumplimiento de  las normas relativas  a  publicidad  constituye  infracción  en materia de defensa  de
los consumidores  y de los usuarios;  es  engañosa  la  publicidad  que  de  cualquier  manera, incluida  su presentación, induce o puede inducir a error en sus destinatarios,  pudiendo  afectar a su comportamiento económico

 

 

B) Protección administrativa

 

La mayor parte de las conductas descritas, incluso cuando no constituyeran delito,  sería objeto de sanciones administrativas por faltas graves o muy graves

De todas formas, y por cuestiones de  técnica  expositiva,  intentaré estudiar los casos de sanciones administrativas  en un artículo posterior  donde  se engloben todas las que se pueden cometer en el campo del esoterismo  y el consumo.

 

 

C) Protección Civil

 

Una   vía  para  acabar con  una publicidad  abusiva es   acudir a  la vía  civil para  poner  fin  a la publicidad  que se considera  engañosa,  y  ello sin  prejuzgar el  posterior castigo administrativo o penal que se impusiera

Viene  regulado  en la citada Ley General de Publicidad en los artículos del Titulo IV,  artículos 25, 26, 27, 28, 31 y 32  que hablan de los resortes que la  Ley  pone  a disposición  de los usuarios para hacer  cesar  la  publicidad  engañosa  y remite  a  la  jurisdicción  ordinaria  las sanciones que por determinadas infracciones en dicho terreno pudieran tener lugar.

 

 

               
   
           

 

TÍTULO IV.
DE LA ACCIÓN DE CESACIÓN Y RECTIFICACIÓN Y DE LOS PROCEDIMIENTOS

 

Artículo 25.

1.  Los órganos  administrativos  competentes,  las  asociaciones de consumidores y usuarios, las  personas  naturales o  jurídicas que  resulten afectadas y,  en general,  quienes tengan un derecho  subjetivo  o un interés legítimo  podrán solicitar del anunciante la cesación o, en su caso, la rectificación de la publicidad ilícita.

2.   La solicitud  de  cesación  o rectificación  se hará  por escrito en forma que permita tener constancia fehaciente de su fecha, de su recepción y de su contenido.

 

Artículo 26.

1.    La   cesación  podrá   ser    solicitada  desde  el  comienzo   hasta  el  fin  de  la   actividad publicitaria.

2.  Dentro de los tres días siguientes a la recepción de la solicitud, el anunciante comunicará al   requirente  en forma   fehaciente   su   voluntad  de  cesar  en  la  actividad  publicitaria  y procederá efectivamente a dicha cesación.

3.   En  los casos  de silencio o negativa,  o  cuando no  hubiere  tenido lugar  la  cesación,  el requirente,  previa justificación de haber efectuado la  solicitud de cesación,  podrá ejercitar las acciones y derechos a que se refieren los artículos 28 y ss.

 

Artículo 27.

1.  La  rectificación  podrá  solicitarse  desde el inicio de la actividad publicitaria hasta siete días después de finalizada la misma.

2.    El   anunciante  deberá,   dentro de  los  tres  días   siguientes a  la  recepción  del  escrito solicitando la rectificación,  notificar fehacientemente al remitente del mismo su disposición
a proceder  a la  rectificación  y  en los términos de ésta o,   en caso contrario,   su negativa a rectificar.

3.   Si la  respuesta  fuese  positiva  y el r equirente aceptase  los  términos de la propuesta,  el anunciante deberá proceder a la rectificación dentro de los siete días siguientes a la aceptación de la misma.

4.  Si la respuesta  denegase la rectificación, o no se produjese dentro del plazo previsto en el párrafo 2  por la parte requerida,  o,  aun  habiéndola aceptado,  la  rectificación  no  tuviese lugar   en los términos  acordados o en los plazos  previstos en esta  Ley,   el requirente podrá demandar  al    requerido   ante   el   juez,   justificando  el  haber  efectuado  la   solicitud   de rectificación, conforme a lo dispuesto en la presente Ley.

 

Artículo 28.

Las   controversias  derivadas  de  la  publicidad  ilícita  en los términos de los artículos 3 a 8 serán dirimidas por los órganos de la jurisdicción ordinaria.

 

Artículo 31.

La  sentencia  estimatoria de la demanda deberá contener alguno o algunos de los siguientes pronunciamientos:

- Conceder al anunciante un plazo para que suprima los elementos ilícitos de la publicidad.

- Ordenar la cesación o prohibición definitiva de la publicidad ilícita.

- Ordenar  la publicación total o parcial de la sentencia en la forma que estime adecuada y a costa del anunciante.

-  Exigir  la difusión  de  publicidad correctora cuando la gravedad del caso así lo requiera y siempre  que   pueda   contribuir a la  reparación  de   los  efectos  de   la   publicidad   ilícita, determinando el contenido de aquella y las modalidades y plazo de difusión

 

Artículo 32.

Lo  dispuesto  en  los  artículos  precedentes  será  compatible con el ejercicio de las acciones civiles,   penales,   administrativas o de otro orden  que correspondan  y  con la persecución y sanción    como   fraude   de   la    publicidad   engañosa   por   los   órganos   administrativos competentes en materia de protección y defensa de los consumidores y usuarios.

 

(Nota: los artículos 29 y 30 han sido modificados por la actual Ley de Enjuiciamiento Civil, que atribuye al juicio ordinario la vía procesal adecuada)

 

 

 

Es  ésta  una  vía que ha dado su jugo sobre todo por la posibilidad de medidas cautelares de suspensión, tomadas por medio de auto y en forma relativamente rápida. 

 

INFORMACION COMPLEMENTARIA:

 

Me gustaría por último recomendar una web que trata directamente el tema de los anuncios de adivinos por TV, pareciéndome más lógico remitirme a la misma que repetir los argumentos y datos que en ella se dan

Su dirección web es (para tener el documento en formato html) la siguiente:

http://216.239.33.100/search?q=cache:Rteg-cxNwHcC:www.auc.es/docum/adivina.doc++%22publicidad+enga%C3%B1osa%22&hl=es&lr=lang_es&ie=UTF-8

(Nota: que no os engañe el título sobre cervezas, se refiere sobre todo a adivinadores en TV)

 

 

 

 

                           Volver a los artículos
          juridicos
                 Ir a la página principal
           de este site