Make your own free website on Tripod.com

Home

INVESTIGACIÓN | CIENCIA Y CONOCIMIENTO | UFOLOGIA | ASTROLOGIA | ESPIRITISMO | PARAPSICOLOGIA | TERAPIAS ALTERNATIVAS | ADIVINACION | CREACIONISMO | Los tópicos paranormales y sus falacias. | ¿QUÉ DICE LA LEY? | CONOCENOS | Comentarios de los lectores.
El Martillo de la Razón
CREACIONISMO

delfos.jpg





CARTA ABIERTA A LOS CREACIONISTAS





Señores (y señoras) creacionistas: Con todo el respeto del mundo, creed en lo que queráis, que tenéis perfecto derecho a ello, pero no intentéis hacernos creer con sofismas dialécticos que vuestro pensamiento es racional y mucho menos científico, porque no lo es. No entiendo, sinceramente, por qué no os limitáis a manifestar que vuestra fe en una determinada interpretación de un libro es superior a cualquier argumento científico y punto, y que vais a seguir creyendo en vuestras posturas contra viento y marea (que es lo que realmente hacéis).



Reconoced al menos que vuestro pensamiento no es científico por dos motivos: primero porque no sigue ningún método científico válido (tan sólo argumentáis -y casi siempre a la defensiva- dialécticamente, pero eso no es ciencia, la ciencia es observación, es inducción, es experimentación y comprobación, y es admitir la posibilidad de estar equivocado) y segundo porque partís de un prejuicio que os hace no examinar con objetividad las pruebas que pudierais hallar.



¿O es que me vais a decir que estáis dispuestos a admitir que vuestra fe puede ser falsa en este punto, o que si las pruebas son abrumadoramente contrarias a vuestra fe, seguiréis a la ciencia y no a vuestra fe?. Si sois sinceros contestaréis que no, y por lo tanto veo inútil cualquier debate serio y científico con vosotros. Yo por mi parte no tendría ningún problema en admitir estar equivocado si se me demostrara, esa es la diferencia entre los que pensamos racionalmente y los que no: una teoría científica no es dogma de fe, y vuestra posturas creacionistas si lo son (para vosotros, que no para la inmensa mayoría de los cristianos que admiten sin problemas la evolución).



Y es que fijaros, incluso aunque tuvierais razón y lo que dijerais fuera verdad ( que fijo que no lo es en un 99,9 periodo por ciento) vuestro pensamiento seguiría sin ser ni racional ni científico. Así de sencillo.



Como dice un viejo chiste, el método científico dice Aquí están los hechos, busquemos conclusiones que se adapten a los hechos mientras que el creacionista dice Aquí tenemos las conclusiones, busquemos hechos que se adapten a las conclusiones (y neguemos o silenciemos las que no, claro). Bien, quedaros con vuestras conclusiones, en las paginas de este site lo que vamos a exponer son hechos y solo hechos, que por mucho que os fastidien son tercos.



ABDUL

Introduzca el contenido aquí

ACLAREMOS CONCEPTOS
Los creacionistas no juegan limpio. Una de las maneras más sencillas de jugar sucio es tergiversar los significados de las palabras que empleamos, para conseguir torticeramente embrollar el razonamiento del oponente. No permitamos tan maniobra, aclarando unos conceptos inprescindibles desde el principio.

¿COMPRENDEN LA EVOLUCION?
La teoría de la evolución es frecuentemente muy mal entendida por el público en general, y más específicamente por los creacionistas, incluso por aquellos que osan escribir libros sin tener ni conocimientos científicos suficientes ni comprensión de lo que critican, cuando deberían ser los primeros en conocerla un poco para poder criticarla con algo de fundamento.

LA ESTRATEGIA CREACIONISTA
A riesgo de simplificar un tanto el tema, y por supuesto sin ánimo totalizador, nos gustaría comentar algunas de las pretensiones que se deducen en las citas y los argumentos de los libros creacionistas, todos ellos por supuesto dentro de un propósito principal de defender la validez de las posturas creacionistas

LAS "CITAS" CIENTIFICAS.
En el artículo anterior citábamos las estrategias y las trampas creacionistas. En este vamos a dar un paso más desenmascarando no ya cuando con medias verdades y trampas lógicas quieren hacernos comulgar con ruedas de molino, sino cuando descaradamente mienten y falsean los datos. Ello se produce sobre todo cuando quieren abrumar al lector (que no tiene por que estar al día de todas las posturas científicas) con una avalancha de citas de científicos famosos que parecen apoyar sus posturas.